Cientficos de la Universidad de Colorado, en Denver (Estados Unidos), han descubierto que las clulas de grasa en la rodilla secretan una protena relacionada con la artritis, un hallazgo que abre el camino a nuevas terapias gnicas que puedan ofrecer alivio y movilidad a millones de personas en todo el mundo.