La mitad de las mujeres con alguna adiccin sufre violencia de gnero, pero no recibe la atencin integral necesaria

Ms de la mitad de las mujeres con algn tipo de drogodependencia sufren adems, violencia de gnero. Sin embargo, la falta de recursos especializados en el abordaje integral de ambas problemticas dificulta su deteccin, las deja en muchos casos atrapadas en un crculo vicioso en el que maltratador y sustancia van de la mano y produce que muchas «se acaben perdiendo por el camino» que lleva a la recuperacin.