La primera mujer que fue sometida con xito a un trasplante de tero procedente de una donante muerta ha perdido a su beb despus de ocho semanas de embarazo, segn han informado este martes los mdicos de un hospital de Turqua.