La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, y las comunidades autnomas han fijado en 423 los medicamentos para sntomas leves que dejarn de ser financiados por el Sistema Nacional de Salud (SNS), una medida para la que Andaluca y Pas Vasco han solicitado un tiempo para que expertos analicen los posibles ahorros e inconvenientes que pueda causar la medida.